Logo Biblioteca Pública del Estado

Las diferentes sedes de la Biblioteca Pública Municipal de Utrera a lo largo del tiempo.

Historia

Las inquietudes por tener una biblioteca pública, tal y como se la conoce en el siglo XX, quedan materializadas cuando el cronista local e hijo predilecto de la ciudad de Utrera, don Manuel Morales Álvarez, dirige la biblioteca pública en unas dependencias del actual ayuntamiento, el Palacio de los Condes de Vistahermosa, a mediados de los años sesenta del siglo pasado. En ese momento la biblioteca se denominó "Rodrigo Caro" por el gran historiador, humanista, poeta y erudito local nacido en 1573.

Para ofrecer una biblioteca con más superficie y servicios, en junio de 1988 se traslada su sede a la Plaza de la Constitución, concretamente al Hospital de la Santa Resurrección, fundado en el siglo XVI y conocido popularmente como "Hospitalito", cambiando el nombre anterior al de la fundadora del hospital, "Catalina de Perea".

Desde julio de 2008 la Biblioteca Pública Municipal de Utrera se encuentra situada en la Antigua Casa Palacio de los Condes de la Maza, edificio del siglo XIX, situado en la calle Álvarez Quintero.

El origen de dicha casa se remonta cuando Santos Sainz de la Maza y Ezquerra retorna a España como indiano montañés en México. Debido a la riqueza que obtuvo y a la gran amistad con otro indiano singular y cántabro como él, don Clemente de la Cuadra y Gibaxa, se instala en Utrera y compra la casa ubicada en la calle del Arroyo en 1867, habitándola en 1868. Tras múltiples usos, entre los que figuró el de sede de la Falange en la época franquista, Registro de la Propiedad o de los Juzgados, el Ayuntamiento de Utrera la adquirió a comienzos de este siglo XXI para que fuese la nueva sede bibliotecaria local.

Con la rehabilitación integral de ese edificio señoral del siglo XIX, se pretendió la preservación del rico patrimonio local y al mismo tiempo ofrecer una biblioteca más moderna con respecto a la ubicación anterior, con mejoras tecnológicas en el acceso a la información, así como mayores espacios que permitieran un mejor desarrollo de actividades bibliotecarias. A partir de su establecimiento allí, la biblioteca se denominó "Biblioteca Pública Municipal de Utrera".

Logotipo de la biblioteca en fondo negro