Logo Biblioteca Pública del Estado

No alt text available for image

Normas generales de uso de la Biblioteca

Los usuarios se comprometen a una correcta utilización de los documentos, instalaciones y demás enseres de la biblioteca, respetándolos como patrimonio de todos los usuarios, siendo el responsable del deterioro de los recursos causado por el trato inadecuado de los mismos y debiendo reponer el material perdido o deteriorado.

No está permitido:

  • Hablar en voz alta, utilizar teléfonos móviles u otros aparatos que puedan alterar de alguna forma el orden y el silencio.
  • Comer o beber (excepto agua).
  • Mover mobiliario de sitio (sillas, mesas…).
  • Sacar obras de la Biblioteca sin pasar previamente por el servicio de préstamo.

Además, se tiene que tener en cuenta:

  • La sala infantil está destinada, únicamente, a los niños menores de trece años y a los adultos acompañantes. Los menores de seis años deberán permanecer en la sala infantil acompañados por un adulto. Los niños entre seis y doce años podrán permanecer en la sala infantil sin compañía de un adulto siempre bajo la responsabilidad de los padres o tutores. La biblioteca no se hace responsable del cuidado de dichos niños.
  • El acceso a las estanterías es libre y está abierto a cualquier persona que desee consultar obras en la misma Biblioteca o utilizar el servicio de préstamo.

  • Respetar la colocación de los materiales en las estanterías. Los usuarios podrán retirar de las estanterías los materiales que necesiten y, al finalizar la consulta, los dejarán en los lugares señalados para ello, ocupándose el personal de la biblioteca de su colocación.

  • Tener en todo momento una actitud respetuosa hacia el personal de la Biblioteca, hacia el resto de usuarios y hacia el fondo y las instalaciones.

  • Mantener una conducta tolerante, educada e higiénica.

  • Los puestos de lectura solo se reservaran durante un periodo de treinta minutos y nunca para otras personas. La ausencia por más tiempo determinará su ocupación por otro lector que lo precise. El personal de biblioteca está facultado para retirar cualquier material que esté ocupando un puesto sin la presencia física del usuario, cuando se exceda el tiempo anteriormente especificado.
  • Se dará prioridad para permanecer en la Biblioteca a los usuarios que vayan a consultar sus fondos en detrimento de los que solo acudan para estudiar sus propios materiales.
  • Los espacios destinados a la consulta de fondos, puestos multimedia o de acceso a Internet y publicaciones periódicas serán utilizados exclusivamente para tales fines.

El personal de la biblioteca podrá impedir el acceso o expulsar a aquellas personas que incumplan cualquiera de estas normas.

No alt text available for image

Normas de uso específicas en Bebeteca

La bebeteca no es un lugar de juego, es un espacio pensado para niños y niñas de 0 a 3 años en el que todo se dice sin hablar, para su buen funcionamiento es necesario respetar y cumplir sus normas:

  • Es imprescindible la presencia y dedicación constante de una persona adulta con el niño.
  • No prolongar la estancia más tiempo del que el niño sea capaz de mantener la atención. Se debe abandonar el espacio al primer síntoma de impaciencia y evitar que usen la biblioteca como lugar de juego ajeno a los libros.
  • Que el niño vea en el adulto una actitud respetuosa hacia el espacio y hacia los libros; si el niño ve que el adulto se interesa por la lectura se familiarizará antes con el libro. Por ello se evitarán las tertulias y la dedicación a otras labores dentro de la biblioteca por parte de los adultos.
  • Los niños comparten este espacio con otros lectores. Es necesario mantener limpios los libros, no tomar alimentos y no mover el mobiliario de sitio.
  • Se hará lo posible por no molestar al resto de los usuarios.
  • Sigan siempre los consejos y sugerencias del responsable de la biblioteca Infantil.
No alt text available for image

Normas básicas para escuchar cuentos

Tener en cuenta la edad a la que va dirigida la actividad ya que incide directamente en la comprensión de la historia y la satisfacción del niño.

Es fundamental que seamos puntuales. Una vez que haya comenzado el espectáculo, sólo entraremos durante las pausas de aplausos y siempre sin hacer ruido ni molestar a los demás.

Una vez colocados en el lugar más adecuado, procuraremos no movernos ni corretear para no molestar a nadie.

No se puede entrar en la sala con comida o bebida.

Tampoco podemos hacer fotos, ni grabaciones en video o con móviles.

El silencio es imprescindible para que todos podamos oír bien los cuentos, por lo que no hablaremos ni haremos ruido durante la sesión. Por supuesto los teléfonos móviles deben estar apagados.

Los adultos estarán atentos a las niñas y niños a los que acompañen; cuando observen que están distraídos y han perdido el interés, deben acompañarlos fuera de la sala para permitir a los demás seguir disfrutando de la actuación.

La capacidad de atención de un niño o de una niña depende de su edad y del contexto en el que se encuentra y en ningún caso es recomendable obligarlos a permanecer hasta el fin al en contra de su voluntad.

Y ahora ... a disfrutar

Es muy importante que mientras nos cuenten un cuento dejemos libre nuestra imaginación está garantizado que nos gustará mucho más.

Si todos observamos estas normas, estamos seguros de que la narración de cuentos será un espectáculo que disfrutaremos todos juntos en armonía.