Logo Biblioteca Pública del Estado

Misión y valores

Misión y valores de la biblioteca

Teniendo como antecedente la misión definida por la Unesco para las bibliotecas públicas, nuestra misión es:

"Contribuir al desarrollo integral de los miembros de una comunidad determinada y a su propia identidad, con la participación de la comunidad, actuando como puente entre la cultura acumulada y el libre acceso de dicha comunidad a la información, conocimiento y recreación".

En relación a ello las bibliotecas públicas se visualizan como:

  • Un espacio para la lectura recreativa, un centro cultural, que privilegia la lectura sin excluir medios modernos de transmisión.
  • Un centro cultural para la población que no está en el sistema de educación formal, constituyéndose además en el centro de recopilación de la cultura de la comunidad y su acervo cultural.

FUNCIONES

Los servicios de las bibliotecas públicas tienen diversas funciones: cultural, social, educadora y económica.

Función cultural y patrimonial

Las bibliotecas, ubicadas en el corazón de la comunidad, son lugares de encuentro, de comunicación y participación. Es el acceso libre y voluntario a la lectura, la investigación y la creatividad. Si bien está relacionada con las artes literarias, sus espacios son escenario de otras artes como la pintura, escultura, música, del folklore y artesanía. Al mismo tiempo sus colecciones contribuyen al conocimiento científico y técnico. Es también función de las bibliotecas contribuir a la recopilación, conservación y difusión del patrimonio cultural de la comunidad, conservando así su identidad.

Función social

La biblioteca es un agente social dinámico en el proceso de afianzamiento de la democracia al proporcionar el libre acceso a la información publicada, sea esta impresa o digitalizada. El ejercicio del derecho a la información y el conocimiento desarrolla en los ciudadanos la capacidad intelectual para opinar y resolver críticamente sobre su entorno local y nacional. El acceso libre a Internet y a otros medios digitalizados, contribuye a cubrir la brecha entre los ricos y pobres en información y a una distribución más equitativa del poder que otorga el conocimiento.

Otra función social de la biblioteca es la de relacionar a diferentes grupos de la comunidad al concitar acciones conjuntas entre ellos.

Función educadora

La biblioteca es un importante agente en el proceso de aprendizaje permanente. El constante desarrollo tecnológico y el cambio en los procesos de trabajo, requiere que las personas deban estar capacitándose en las diferentes etapas de la vida, sea a través de instituciones y/o por autoformación. Por esto, la biblioteca y su personal, además de ofrecer los conocimientos contenidos en sus colecciones bibliográficas y no bibliográficas, asume un nuevo rol: son educadores y facilitadores en el acceso y uso de las fuentes de información, contribuyen a desarrollar la lectura crítica y las destrezas en el uso de la computación.

La UNESCO, la IFLA, y en concreto su Sección de Bibliotecas Públicas, se han embarcado en una actualización del Manifiesto para garantizar que refleje de la mejor manera las realidades y misiones de las bibliotecas públicas en la actualidad.

Los conceptos nuevos o ampliados que se incluirán en el Manifiesto.

Sociedades del Conocimiento

Desde 1994, las formas en que las personas acceden y utilizan la información han evolucionado. El Manifiesto actualizado reflejará el papel de la biblioteca pública posibilitando sociedades del conocimiento al ayudar a las comunidades a acceder, producir, crear y compartir conocimientos de manera equitativa.

Esto incluye actuar de manera proactiva para encontrar nuevos destinatarios, mantener a las comunidades informadas y conscientes, capturar y ofrecer acceso a la información local y proporcionar acceso abierto a la información científica.

Acceso Remoto

De las muchas lecciones aprendidas durante la pandemia del COVID-19, la importancia del acceso virtual y las estrategias de actuación fue de vital importancia para las bibliotecas públicas. Por lo tanto, ahora se destacará el papel de las bibliotecas en la prestación de servicios a sus comunidades, tanto en términos de servicios presenciales como de servicios ofrecidos a través del acceso remoto.

Las Bibliotecas y el Desarrollo Sostenible

Como espacios de acceso público para el intercambio de información y de cultura y el fomento de la participación ciudadana, las bibliotecas deberían considerarse agentes esenciales para el desarrollo sostenible.

A través de sus actividades relacionadas con la información, la alfabetización, la educación y la cultura, las bibliotecas contribuyen a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y a la construcción de sociedades más equitativas, humanas y sostenibles.

Esto es especialmente pertinente cuando se refiere al papel de la biblioteca pública para garantizar la inclusión, el acceso y la participación cultural de las comunidades marginadas, los pueblos indígenas y los usuarios con necesidades especiales.