Logo Biblioteca Pública del Estado

Colección Luis Manzanares

Luis Manzanares Pérez

¿Quién fue Luis Manzanares Pérez?

Nace el 25 de agosto de 1895 en Torre Pacheco. Como maestro Nacional de Primera Enseñanza imparte clases en El Jimenado y Espinardo. Fue catedrático de la Escuela Superior de Comercio de Madrid. Colaboró con importantes publicaciones de la época: El Correo Catalán, La Vanguardia, Madrid, La Tarde, Informaciones y ABC. Sus críticas literarias en El Adelantado de Segovia le ponen en contacto con Antonio Machado, que le nombra ayudante de su Cátedra. Toda su obra está dedicada a glosar su pueblo natal, Torre Pacheco. Es autor de las obras: Torre Pacheco. Historia de pequeñas historias, La mirada atrás, Un Curtis en el cielo, Gregorio Madrid, El trovero nace y Aquí estuvo la morada del Padre.

Recuerdo y memoria de Don Luis Manzanares (Carta de su hijo)

No es fácil para un hijo el hacer una recordación justa sobre la personalidad e importancia social y profesional de su padre. Pues, aparte de las dificultades normales de una recordación, existe el temor del exceso o de la demasiada modestia, por ello, en la ocasión en que se me solicitan unas líneas sobre LUIS MANZANARES PÉREZ, mi padre, y para no pecar de excesivo o muy modesto, quiero comenzar estas breves notas con unas palabras del que fue uno de sus amigos en vida y cuya amistad- hoy entrañable- ha heredado el que esto escribe: el profesor D. Manuel Ballesteros Gaibrois (Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid y Doctor en Historia), que además redactó, para un diario madrileño, una nota necrológica inolvidable, con el título muy expresivo de Hombres que dejan huella, relativa a mi padre, Luis Manzanares Pérez.

No voy a copiar lo que D. Manuel escribió, sino, sobre la base de su criterio, sintetizar lo que en muchas ocasiones me ha dicho. Afirmaba D. Manuel que “su padre ha sido uno de los hombres más sorprendentes, culto sin pedantería, buen escritor, sin petulancia, con ingenio al redactar, uso impecable de la lengua castellana y... lo que es más importante, usando la limpieza, elegancia y acierto”. Por eso sus palabras confirmaban que el título de su necrológica acertaba casi proféticamente lo que hoy vivimos, la huella de LUIS MANZANARES PÉREZ.

Apoyado en la autoridad de quien lo conoció, como vengo diciendo, procuraré trazar las líneas maestras de su que hacer vital. Fue toda su vida maestro, en el sentido profundo de la palabra, pero sus comienzos profesionales precisamente estuvieron marcados por su vocación de enseñar, de enseñar a los que se iniciaban en el conocimiento de las letras, es decir, maestro de primera enseñanza. Esta vocación docente no le abandonó en toda su vida, que dedicó a ir subiendo en la difícil escala de la enseñanza, compatibilizando su acción docente con el ascenso en la escala profesional, al tiempo que iba echando en el zurrón de sus títulos los de Doctor en Derecho y en Historia, culminando su escala como Director de la Escuela de Comercio de Madrid.

Esta sintética ascensión que acabó de esbozar , se completaba- lo que es muy importante que no olvida- con una relevante actividad: obras para el uso de los estudiantes, artículos de prensa captando la importancia de los sucesos cotidianos y, además, formando un elenco bibliográfico importante, que hoy disfrutaremos en su ciudad natal, cuyos eventos también glosó. Fallecido en 1980, hace veinte años, había arrancado su cursos.

La Colección

La colección donada por sus descendientes está formada por importantes publicaciones periódicas de la época Blanco y Negro, ABC, Revista de Occidente, La esfera, etc. numerosos libros de poesía, novela, y monografías de temas diversos: historia, economía, filosofía, etc.

La llegada a nuestro municipio de esta Colección, no sólo supone ampliar nuestro patrimonio cultural, sin también el poder conocer a través de ella, la personalidad de este gran humanista que fue Luís Manzanares.

El acto oficial de entrega y presentación de esta colección tuvo lugar el 9 de octubre de 2001