Logo Biblioteca Pública del Estado

Lectura y consulta en sala

En qué consiste el servicio

Tanto la Biblioteca Municipal Central como las sucursales de Añaza y Ofra ofrecen puestos de lectura en los que cualquier persona, sin necesidad de poseer el carné de lector de la Red BICA, puede consultar todos los fondos de libre acceso que estén disponibles, así como sus propios materiales de lectura. En los casos de obras de depósito es necesario dirigirse al personal bibliotecario para solicitarlas.

Cuál es la política del SMB

El Sistema Bibliotecario de Santa Cruz de Tenerife no ofrece entre sus servicios espacios que sirvan como salas de estudio y, por tanto, no se garantiza que los espacios bibliotecarios sean compatibles con los niveles de sonoridad adecuados para el estudio individual, ni colectivo.

Normas básicas

En las salas de lectura está limitado el uso de teléfonos móviles y prohibido el consumo de alimentos y bebidas (salvo agua). Se debe mantener una conducta respetuosa con el resto de los usuarios, usando un tono de voz moderado al hablar.

No está permitida la reproducción de sonidos por equipos electrónicos sin usar auriculares y, en todo caso, el volumen de los mismos no debe permitir que sea escuchado por otros usuarios.

Está absolutamente prohibido la reserva de puestos de lectura para terceras personas. Asimismo el tiempo máximo permitido para ausentarse dejando el puesto de lectura ocupado con objetos personales es de 20 minutos. El personal no se responsabiliza de la custodia de los objetos dejados en las salas.

Desde las bibliotecas no es posible realizar un control exhaustivo de los tiempos de ausencia. Por el bien común se recomienda a las personas que hacen uso de los puestos de lectura que respeten los tiempos de ausencia y la prohibición de reservar los puestos a otros usuarios.