Logo Biblioteca Pública del Estado

Información local

Foto casa de Reinosa

En la biblioteca puedes encontrar información relativa a nuestra Comarca dentro de la sección de Cantabria. No obstante, nos puedes preguntar cualquier duda y te ayudaremos con mucho gusto.

Página web del Ayuntamiento de Reinosa

Nuestras calles

  • Calle Sánchez Díaz. Discurre desde la plaza de España hasta el paseo del Ebro. Se llama así en honor al escritor Ramón Sánchez Díaz, uno de los mejores escritores de Reinosa y que donó la Casuca Ascensión a la Diputación Regional de Santander en 1954.
  • Paseo del Dr. Jiménez Díaz. Discurre desde la residencia San Francisco hasta el colegio San José. El paseo está dedicado al ilustre médico Carlos Jiménez Díaz que veraneó en Salces, lugar de nacimiento de su mujer, durante muchos años y contribuyó a poner de moda Campoo como lugar saludable para las vacaciones. Jiménez Díaz fue el fundador de la Clínica de la Concepción (llamada así en honor a su mujer, Concepción Rábago) y de la Fundación Jiménez Díaz, de gran prestigio mundial y hospital de referencia en España.
  • Calle Peñas Arriba. Discurre desde la iglesia de San Sebastián hasta el paseo Dr. Jiménez Díaz. Debe su nombre a uno de las más conocidas novelas de José María de Pereda, Peñas arriba, en la que el joven Marcelo, que viene de la capital, inicia su viaje hacia Tudanca para visitar a su tío. Su camino comienza en Reinosa donde le espera un carruaje que le conducirá hacia su futuro, en un mundo rural que desprecia, pero donde encontrará la felicidad. Uno de los personajes del libro, el Señor de Povedaño retrata a Ángel de los Ríos, el Sordo de Proaño.
  • Calle de la Ronda. Es la calle que marcaba hasta hace poco el límite de nuestra ciudad hacia Campoo, se llama así por ser la que rodeaba la población, como indica la definición del DRAE «Cada uno de los paseos o calles cuyo conjunto circunda una ciudad o la parte antigua de ella», allí existía una casa-fuerte de la que se conservaban vestigios hasta hace muy poco, y que formaba parte de una línea de casas torre de origen medieval, de carácter defensivo, desde la actual plaza de España con los torreones de Navamuel y Manrique y Navamuel y Calderón y la torre de los Bravo detrás de la iglesia de San Sebastián.
  • Calle de La Ballarna. Comienza en la calle Ángel de los Ríos y termina en la calle La Ronda. Toma su nombre del arroyo, actualmente soterrado, que discurre por ella y por la plaza Díez Vicario.
  • Calle Ángel de los Ríos. Parte de la iglesia de San Sebastián hasta la calle del Ferial. Está dedicada al escritor e historiador Ángel de los Ríos, el Sordo de Proaño, correspondiente de la Real Academia de la Historia, cronista de la provincia de Santander y autor de varios libros, entre los que destacan Ensayo histórico, etimológico y filosófico sobre los apellidos castellanos, Noticia histórica de las behetrías, primitivas libertades castellanas o la primera versión española de Los Eddas, poemas de la mitología nórdica, que mucha gente piensa que tradujo directamente del sueco aunque realmente la tradujo de varias versiones francesas. Este personaje se hizo popular gracias al señor de Provedaño, su retrato literario, en la novela Peñas Arriba de Pereda.
  • Calle o barrio de Mallorca. Se llama así como homenaje a un carretero y ganadero al que llamaban el Tío Mallorca, que llegó a Reinosa para la construcción del ferrocarril y aquí se quedó siendo muy querido y conocido, hasta el punto que con el nombre de "el tío Tenerife", Luis Mazorra le hizo protagonista de uno de sus cuentos: "Camino de Montesclaros" incluido en su libro "Narraciones de Antaño".
  • Calle de Las Fuentes y la calle de La Pelilla. Estas dos calles, cuyos nombres están relacionados, se refiere al pequeño río que nace en el parque de las Fuentes y que se llama La Pelilla (en ocasiones se le menciona como La Pililla), este parque en su origen se llamaba el parque de Las Fuentes de la Pelilla y ya existía a mediados del siglo XVIII, con bancos de piedra y grandes árboles de sombra.
  • Calle Rodrigo de Reinosa. Se llama así en homenaje al ilustre juglar, supuestamente, reinosano autor de Las Coplas de las Comadres e impulsor de los pliegos de cordel.
  • Calle de Los Formidables. Es una calle creada en 1976 que debe su nombre a un programa radiofónico de los años 70 del siglo pasado, titulado Ustedes son formidables de la cadena SER, dirigido por el periodista Alberto Aguilera, que organizó un programa especial para recaudar fondos para reconstruir la residencia de ancianos de San Francisco que se había quemado en 1973. El programa tuvo una gran acogida en nuestra comarca y el Ayuntamiento decidió bautizar la nueva calle con el nombre del programa.
  • Calle Emilio Herrero. Esta minúscula calle que une la avenida del Puente de Carlos III y la calle Emilio Valle se llama Emilio Herrero en honor al ilustre periodista de Reinosa, nacido en Reinosa en 1882, un periodista muy conocido en la época, corresponsal de la United Press International y Jefe de Prensa con Alcalá Zamora durante la II República.
  • Calle La Nevera. Es la calle que sube desde el inicio del parque de Cupido hacia la plaza de la Libertad. Se llama así pues cerca había una "nevera" o pozo de nieve y esta calle sería el principal acceso a este pozo de nieve que estaba situado en un pequeño montículo deonde actualmene están los primeros chalés de la calle Ciudad Jardín, concretamente al primero de ellos se le llamaba chalet La Nevera. *La nevera es un pozo horadado en el terreno, generalmente de planta circular con muros y techumbre que dispone de una abertura para la introducción de la nieve que se compacta allí para convertirla en hielo.
  • Calle Ramiro Lezcano. Se sitúa entre la plaza de la Libertad y la calle Torres Quevedo y debe su nombre a un ilustre veraneante, dueño del chalet sito en la calle Casimiro Sainz 1 (La Torruca), que donó a fondo perdido al Ayuntaminto de Reinosa la cantidad de 25000 pesetas en 1916, para que éste pudiera pagar a los empleados que llevaban meses sin cobrar. En agradecimiento el Ayuntamiento le dedicó, en 1917, una calle en la zona del Quintanal que entonces se estaba urbanizando.
  • Avenida Marqués de Reinosa. Comienza en la Plaza de la Libertad y llega hasta el Paseo de San Francisco. Esta calle hace referencia a Fernando Calderón Collantes, jurista y político reinosano que fue Ministro de Gracia y Justicia con Isabel II y posteriormente Ministro de Estado con Alfonso XII, quien le concedió el marquesado en agradecimiento a sus servicios. Fue su descendiente, la segunda marquesa de Reinosa, Fernanda Calderón Montalvo quien donó terrenos de su propiedad en el Quintanal para la apertura de esta avenida.
  • Calle Emilio Valle. Esta calle parte de la minúscula calle Emilio Herrero, de la que ya hemos hablado, y se alarga hasta la residencia de San Francisco. Su nombre se debe a Emilio Valle Egocheaga, empresario relacionado con la minería, primero en su lugar de origen y más adelante en León, en la Hullera Vasco-Leonesa. Hizo grandes aportaciones económicas a la residencia de ancianos, a los Padres Carmelitas o al Colegio del Niño Jesús y además de muchos otros servicios a nuestra ciudad por lo que el Ayuntamiento de Reinosa le nombró Hijo Adoptivo de Reinosa y dio su nombre a la calle en la que estaba situada su casa.
  • Calle Manuel LLano Rebanal. Es una calle reciente en nuestro callejero situada frente al parque infantil entre las calles Torres Quevedo, Ramiro Lezcano y Emilio Valle. Debe su nombre a Manuel Llano Rebanal, médico odontólogo reinosano, escritor y director del periódico El Ebro. Miembro del partido Izquierda Republicana de Manuel Azaña, fue el primer alcalde republicano de nuestra ciudad desde 1931 a 1933, momento en que se le nombró gobernador civil de Palencia.
  • Calle Gerardo Diego. Es una empinada travesía que une la avenida de Castilla con la calle Ciudad Jardín. En un principio esta calle, con pequeños patios delanteros, se llamaba la calle Particular de Adolfo de la Peña y se urbanizó en la época en la que este era alcalde de Reinosa (lo fue en varias ocasiones desde 1885). Su nombre actual se debe al ilustre poeta cántabro Gerardo Diego, al autor de poemas dedicados a nuestra comarca como el himno a Tres Mares o Tierras de Reinosa.
  • Calle Sorribero (que según Gutiérrez Cebrecos significa al lado o cerca del río). Era una zona de nuestra ciudad que llegaba desde el río Híjar hasta el actual parque de Casimiro Sainz (Cupido) donde existía una fuente llamada de Sorribero. Esta zona se urbanizó a partir de la construcción del ferrocarril a mediados del siglo XIX y se convirtió en una zona residencial de veraneo con chalés al lado de las vías del tren y a lo largo de la avenida del doctor Cantolla (actual avenida de Castilla).
  • La calle José Aja. Es una calle reciente que parte de la calle Emilio Valle hasta la calle San Justo. Su nombre se debe a D. José Aja, sacerdote y músico, quien fue muchos años organista de la parroquia y administrador del Hospital y Casa de Caridad. Fue además el director artístico y creador del Orfeón Reinosa —primer coro del que hay noticia en Reinosa— junto a Adolfo de la Peña, que era el presidente. También fue profesor de música, compositor y perteneció a la Junta de Trabajo de la Casa de Cultura.
  • Travesía de los Estudios, en el barrio de Vidrieras. Su nombre hace referencia a una renombrada institución, el Colegio de Segunda Enseñanza San Sebastián, situado en un edificio en esa zona de nuestra ciudad y que tenía una gran fama entre los habitantes de la comarca y las provincias limítrofes —tenía bastantes alumnos de los pueblos de Palencia— rivalizaba en prestigio con los grandes centros de la Cantabria de la época como Villacarriedo o Santoña, según nos cuenta Manuel Llano Rebanal. Se impartieron clases durante cerca de 70 años hasta principios del siglo XX.
  • Calle La Pelilla. La calle que comienza en la fuente de La Aurora y llega hasta el final de Reinosa es una de las calles que más nombres ha tenido, comenzó siendo La Pelilla para pasar en 1914 —por mandato del alcalde Antonio Rodríguez de Bedoya— a llamarse calle de Duque y Merino en honor a nuestro escritor costumbrista, después de la Guerra Civil se cambió el nombre a General Mola, hasta que en los cambios producidos en el callejero de Reinosa en la década de los 80 del siglo pasado, momento en el cual se decidió llamarla avenida de Cantabria.
  • La Plaza Díez Vicario. Debe su nombre a Darío Díez Vicario (1856-1909), militar español que alcanzó el grado de general de brigada. Participó en la Guerra de Cuba y murió en la Guerra del Rif en 1909. Antiguamente esa plaza de Reinosa se llamaba El Espolón y desde antiguo se hacía en ella un importante mercado los lunes.
  • La calle Agüenit. Es la última calle de Reinosa y linda sin solución de continuidad con Nestares, pedanía del municipio de Enmedio. Su nombre se debe a la relación del Ayuntamiento de Reinosa y muchos de sus vecinos con ese pueblo del Sáhara Occidental, cercano a la frontera con Mauritania, y con el campo de refugiados saharauis situado en la zona de Tinduf (Argelia). Reinosa se hermanó con dicho municipio para fortalecer la cooperación con los campos de refugiados.
  • La calle José Calderón. Situada en el barrio de Las Vidrieras, debe su nombre al escritor y sacerdote José Calderón Escalada, El Duende de Campoo (Mazandrero, 1899), capellán-administrador de la Residencia San Francisco durante muchos años. Fue un importante escritor costumbrista, historiador y etnógrafo. Como escritor es fundamental su contribución al estudio del habla popular de nuestro valle que utiliza en sus cuentos. Su obra fundamental es Campoo: panorama histórico y etnográfico de un valle, publicado en 1971, que refleja la historia, costumbres y linajes de nuestra comarca. Fue Académico correspondiente de la Real Academia de la Lengua a la que aportó más de 1000 palabras campurrianas.
  • La calle Julióbriga, que hace referencia a la ciudad romana de Iuliobriga situada en el alto de Retortillo, se llamaba así desde el año 1987. Esta calle, dividida en dos parte por la vía del tren, se llamaba anteriormente calle de la Esperanza que iba del paso a nivel hasta la actual avenida del Puente de Carlos III. Desde el paso a nivel hasta la Naval la calle era 16 de agosto, fecha de la entrada de las tropas nacionales en Reinosa y su cambio de nombre se produjo en el Pleno del Ayuntamiento de 7 de marzo de 1967 en el que, además, la entonces plaza del Progreso pasó a llamarse plaza de la Esperanza. A este espacio entre las calles Julióbriga y Casimiro Sainz se le cambió el nombre por Carrero Blanco como consecuencia del atentado que costó la vida al entonces Presidente del Gobierno en 1973, para cambiarse definitivamente el nombre por plaza de la Constitución en 1986.
  • Calle Hermandad de Donantes de Sangre. Discurre entre La Casona y la calle Duque y Merino, en un espacio que correspondía a los jardines y huertas de La Casona. En el Pleno del Ayuntamiento de Reinosa, con fecha 6 de abril de 1995, se da cuenta de un escrito presentado por la Hermandad de Donantes de Sangre de Cantabria solicitando la denominación de una calle de la ciudad con este nombre, como reconocimiento público a Reinosa por la extraordinaria contribución de los donantes de sangre. Reinosa fue uno de los primeros municipios de Cantabria en dedicar una calle y un monumento a la Hermandad de Donantes de Sangre. Al año siguiente, la Federación Nacional de Donantes de Sangre concedió al Ayuntamiento de Reinosa la distinción al Mérito Nacional a la Donación Altruista de Sangre en España. (Datos tomados del Archivo Municipal de Reinosa)

  • La calle Guillermo Ojanguren se llamaba anteriormente Travesía de La Pelilla y discurre desde la Avenida de Cantabria hasta la Calle del Polvorín. Debe su nombre a un maestro de la Escuela de Aprendices de La Naval. Este reconocimiento fue solicitado en 2000 por varios antiguos alumnos de esa escuela junto al entonces Jefe de Comunicación e Imagen de Sidenor, Juan Carlos Ramos, la Peña de Los Formidables y los vecinos de la travesía, aportando una biografía en la que destacaban los valores y excepcionales cualidades educativas y humanas del maestro. Información: Archivo Municipal.

Plano de Reinosa