Logo Biblioteca Pública del Estado

Normas generales a tener en cuenta

Normas generales a tener en cuenta
  • El acceso a las Bibliotecas Públicas de Dos Hermanas es libre y gratuito para todas las personas sin que exista distinción alguna por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier condición o circunstancia social.
  • El acceso a la sala de estudio está limitado a usuarios con una edad mínima de 14 años. Los menores de esa edad solo podrán acceder a dichas salas si se encuentran acompañados y bajo la responsabilidad de un adulto mayor de edad.
  • Los niños pequeños deberán ir siempre acompañados por un adulto, quien se hará responsable de sus actos. El personal de la Biblioteca en ningún caso podrá hacerse cargo del cuidado de usuarios menores de edad.
  • No se podrá alterar el orden, adoptar una actitud irrespetuosa, ofensiva o agresiva hacia otras personas. Todos los usuarios están obligados a cumplir con las presentes normas, así como observar en todas sus dependencias el comportamiento adecuado para la convivencia, respetando los derechos de los demás usuarios y del personal de la Biblioteca.
  • La Biblioteca es un espacio público de uso compartido, por lo que se deberá mantener en todo momento un volumen de voz moderado, razonable y respetuoso hacia los demás usuarios y hacia el personal de la misma.
  • Se deberá cuidar la colección bibliográfica evitando en todo momento maltratar o dañar los materiales. En este sentido, no está permitido subrayar, escribir, doblar, raspar o mutilar los documentos, debiéndose respetar su orden y su disposición en las salas. Asimismo, se deberán cuidar el mobiliario y las instalaciones. No se permite a los usuarios desplazar el mobiliario o equipamiento salvo autorización expresa del personal de la Biblioteca.
  • No se podrán reservar los puestos de lectura en ninguna de las salas. En caso de que estén más de 30 minutos sin utilizar se procederá al desalojo del material.
  • En las salas de la Biblioteca no está permitido el consumo de comida y bebida, salvo agua. Para comer y beber es obligatorio hacer uso del área de cafetería ubicada en el vestíbulo.
  • Queda prohibida la utilización de los espacios de la biblioteca para cualquier actividad de tipo publicitario o comercial, salvo aquellas de carácter social, educativo, artístico o cultural previamente autorizadas.
  • Se permite el acceso con material informático propio, como ordenadores portátiles, discos u otras herramientas portátiles de almacenamiento de información. También se permite el acceso con teléfonos móviles, siempre que éstos permanezcan en modo silencio. Para una mejor convivencia de todos los usuarios, las conversaciones telefónicas deberán mantenerse exclusivamente en las zonas indicadas para ello (vestíbulo, área de cafetería, zona ajardinada). Podrán utilizarse cámaras fotográficas o de vídeo, previa autorización de la Dirección o del personal de la Biblioteca.
  • No está permitida la entrada de animales a la Biblioteca, salvo en el caso de perros guía que acompañen a personas con discapacidad física o psíquica. En la medida de lo posible, se adoptarán las medidas adecuadas para facilitar el acceso para personas discapacitadas a las instalaciones y servicios de la Biblioteca.
  • No se podrán utilizar aquellos enchufes de la biblioteca situados en las zonas uso público para la recarga de dispositivos electrónicos o informáticos cuando de su uso se derive el entorpecimiento, con la colocación de cables o cualquier otro elemento, de las zonas de circulación rutas, de paso o evacuación en el interior del edificio. La biblioteca podrá limitar el uso de todos o determinados enchufes situados en dichas zonas por razones de seguridad.

Toda la plantilla de la Biblioteca está autorizada a instar a identificarse a cualquier usuario que contravenga estas normas generales o las particulares establecidas para el funcionamiento de cada servicio, y todos los usuarios están obligados a identificarse cuando así les sea solicitado por algún miembro de la plantilla de la Biblioteca.

El incumplimiento de las normas conllevará la sanción que esté establecida suponiendo la no utilización de los servicios bibliotecarios temporal o definitivamente según la gravedad de los casos.