Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario.

Más información en nuestra Política de Cookies.

AceptarRechazar

Documentos del Mes

Documentos del Ayuntamiento de Chinchón relativos a cuentas municipales del año 1822 recuperados por la Policía Nacional

Los documentos recuperados

El día 12 de agosto de 2022 por parte del responsable del Archivo Municipal, se presentó denuncia ante la Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía Nacional al detectarse por la Subdirección General de Archivos de la Comunidad de Madrid la venta de dos documentos que aparecían referenciados como Cuentas del Ayuntamiento de Chinchón de 1823 en una conocida página comercial de Internet. Tras las gestiones de la Policía Nacional los documentos se recuperaron y se entregaron al Archivero el día 30 de septiembre de 2022.

Los documentos recuperados nunca habían estado incluidos en el fondo Documental del Archivo Municipal, sino que habían salido del Ayuntamiento hace doscientos años. Actualmente han ingresado en el fondo como documentos públicos que son.

Los documentos recuperados son los siguientes.

  1. Cuenta de propios. Año de 1822. Villa de Chinchón.

Documento manuscrito, en papel artesanal sellado de 1823 (sello de oficio, 4 mrs), tamaño folio, con 26 hojas cosidas, escritas por ambas caras con tinta sepia, algo desvaída en la primera página (52 páginas en total) y en buen estado de conservación. El documento se inicia con el siguiente párrafo:

“Cuenta y razón jurada que yo, Carlos Camacho vecino de esta villa depositario mayordomo de propios que he sido en ella en el año próximo pasado de mil ochocientos veintidós nombrado por Sres. del Ayuntamiento Constitucional de la misma doy a esta Ilustre Corporación ante quien la presento, de los caudales que han entrado en mi poder…”

A continuación se hace una relación de cargos según diferentes apartados: productos de propios, censos, tierras de Villaverde, tierras de Los Portillos, alquileres, molinos harineros, etc. Aparece la relación de las tierras arrendadas a los vecinos con nombres y apellidos y demás cantidades que ingresan “en mi poder, pertenecientes a los rendimientos de dicho año”. Aparecen algunas tachaduras y rayas invalidando algunos conceptos y también anotaciones posteriores entre líneas con un color de tinta más oscuro.

En el folio nº 11 vuelta se inicia el epígrafe “Data” bajo el cual hay una relación de los pagos efectuados por el mayordomo “cantidades satisfechas por mi como tal mayordomo…” También en este capítulo hay algunas tachaduras y rayas invalidando conceptos y también anotaciones con otro color de tinta más claro. El documento está firmado por Carlos Camacho en la última página, con fecha 2 de mayo de 1823. Se indica un cargo total de 112.046 reales con 24 maravedíes, y una data de 110.818 reales con 3 maravedíes.

  1. Cuentas de arbitrios municipales. Villa de Chinchón. Año de 1823.

Documento manuscrito, cosido, en papel artesanal, sin sello, conformado por 8 hojas (dos pliegos cosidos) escritos con tinta sepia las siete primeras páginas, y sin escritura la última y octava página. Presenta un doblez en el centro y algunas manchas de humedad en el centro las dos últimas hojas. Se inicia el documento con el siguiente párrafo:

Cuenta y relación jurada que yo Carlos Camacho, vecino de esta villa, depositario recaudador y pagador de los arbitrios municipales agregados y fundados nuevamente (aquí presenta una tachadura sobre otro texto que decía: que nuevamente se han agregado y fundado) por los anteriores ayuntamientos de la villa para pago de gastos del común […] doy y presento a los individuos que componían dicho Ayuntamiento en el año próximo pasado de 1822, por quien fui nombrado, de las cantidades que han entrado en mi poder procedentes de los fondos señalados para dicho objeto como de las que he satisfecho….”

Presenta una relación con los siguientes cargos: Arrendamiento del arbitrio de fiel medidor, del arbitrio del almotacén, del arbitrio del pasto en terrenos del común. Presenta también la relación de data de los pagos al médico, al cirujano, gastos de obras y otros gastos. Este documento presenta tachaduras diversas y anotaciones entre líneas, especialmente en la primera página. Presenta un cargo de 56.583 reales con 17 maravedíes y una data de 54.295 reales y 14 maravedíes. El documento no está firmado. Está fechado el 20 de septiembre de 1823.

El primer documento se vendía en la web en principio por 250 euros, y el segundo por 100 euros. Los últimos días que estuvieron en venta se ofertaron a mitad de precio.

No alt text available for image

Comentario de los documentos

El primer documento es claramente una primera copia para la elaboración de la Cuenta de propios correspondientes al año 1822. Estas cuentas eran redactadas por el depositario, mayordomo o tesorero que las presentaba ante la justicia y diputados del común integrantes de la Junta de Propios y Arbitrios. El escribano del concejo debía dar testimonio de que había entrado en el arca de tres llaves el sobrante que hubiere resultado a favor de los caudales públicos, y este testimonio acompañaba a la cuenta. Una vez aprobadas por la Junta, debían remitirse a las Contadurías de Provincia para que fueran examinadas y liquidadas. En la cuenta se incluía el cargo y la data. Constituían el cargo los rendimientos de los arbitrios y los rendimientos de Propios. Las datas se basaban en los justificantes de las libranzas y los recibos, acompañados de cuentas y relaciones. El decreto de 23 de junio de 1813 señala, en su capítulo I, art. XV que los ayuntamientos estaban obligados a rendir anualmente cuentas documentadas a la Diputación Provincial, y tras el visto bueno las aprobaba el jefe político[1].

Creemos que el primer documento es una primera versión de la Cuenta de Propios y arbitrios del año 1822, que probablemente no pasó la primera aprobación de la Junta Local de Propios y Arbitrios del Ayuntamiento, podemos deducirlo por las tachaduras y anotaciones que contiene tales como “Debe aumentarse esta partida…” que aparece en varios apartados. Y porque en el Archivo Municipal de Chinchón se conserva otra cuenta de Propios del mismo año (fechada el 13 de septiembre de 1823, es decir, posterior)[2] en la que no coinciden las cantidades consignadas como cargo y data finales (cargo de 104.955, 28 y data de 104.826, 23). Además, en la copia que se conserva en el Archivo Municipal se añade al final de la cuenta, la aprobación del Ayuntamiento (del año anterior), la aprobación del Ayuntamiento actual (del año 1823), y diferentes diligencias del escribano del Ayuntamiento (Pedro Antonio Rubio) indicando: la entrega del dinero en el arca de tres llaves, que no hay otra cuenta, que no hay otros valores no consignados y que la cuenta corresponde con la cuenta original que ha de remitirse a Madrid.

El segundo documento es la cuenta de los arbitrios. Parece que en este año el Ayuntamiento de Chinchón separó en dos cuentas la Cuenta de Propios y Arbitrios: por un lado, los propios (rendimientos de las propiedades del ayuntamiento), y por otro los arbitrios (rendimientos por arrendamientos de impuestos). En este caso es claramente un borrador, por las tachaduras que contiene en la primera página y porque no está firmada por el mayordomo, Carlos Camacho. E igual que en el primer documento en el Archivo Municipal de Chinchón se conserva otro expediente titulado “Copia de los documentos que acompañan a la Cuenta de gastos del común del año de 1822” [3], en el que se indica de forma más detallada los mismos cargos y datas que aparecen en el borrador reseñado. En este caso coinciden las cantidades y está fechado el 27 de septiembre de 1822 por Carlos Camacho. El expediente también incorpora las diligencias de aprobación, de arqueo, y de correspondencia con el original de que da fe el escribano.

Por tanto, ambos documentos son copias para la elaboración de la Cuenta de Propios y Arbitrios definitiva. En este caso, separada en dos partes, que se conserva en el Archivo Municipal y que debió ser remitida a la Contaduría de Propios de la Provincia.

[1] Se recoge aquí parte de la información del libro: García Ruipérez, Mariano: Manual de Hacienda para archiveros municipales, Murcia: Tres Fronteras, 2008.

[2] Sign. AMCH 16682

[3] Sig, AMCH. 16862

Por qué los documentos recuperados son bienes públicos

Los documentos sobre los que se realizó la denuncia y que fueron recuperados por la Brigada de Patrimonio de la Policía Nacional son documentos públicos puesto que, a pesar de ser una copia no aprobada y un borrador, fueron redactados por Carlos Camacho en 1823 en el ejercicio de sus funciones como mayordomo de cuentas o tesorero del Ayuntamiento de Chinchón. Posiblemente trabajó en la elaboración de los documentos en su domicilio particular, y al ser una copia y un borrador que no fueron aprobados, se quedaron en su casa durante doscientos años. A pesar de todo son interesantes históricamente para la reconstrucción de la historia de la hacienda del Ayuntamiento de Chinchón, por los cambios que reflejan, y porque añaden información sobre el proceso de generación documental.

Antiguamente era una práctica frecuente que los cargos municipales trabajaran en sus domicilios particulares. En este caso, parece que Carlos Camacho dejó su cargo de mayordomo de cuentas en 1823, por lo que podemos apreciar en cuentas posteriores (hay un nuevo mayordomo). Él o sus herederos debieron haber entregado al Ayuntamiento los documentos elaborados en función de sus responsabilidades municipales al finalizar su trabajo en el Ayuntamiento. El tiempo transcurrido o la ubicación en una propiedad particular no les otorga carácter de documentos privados; y eso es algo deberían saber los libreros o anticuarios a los que se les vende o entrega libros o documentos; es necesario discernir aquello que tiene carácter particular de lo que es público antes de ponerlo en venta, en especial cuando claramente el documento está encabezado como “Villa de Chinchón” y se indica “Cuentas”. La contabilidad de un Ayuntamiento nunca puede ser un documento privado.