Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario.

Más información en nuestra Política de Cookies.

AceptarRechazar

Diario de la biblioteca

Esta sección nace con la idea de recoger momentos, historias emocionantes que suceden en nuestro centro, con la intención de compartirlas y demostrar que las bibliotecas públicas son espacios de encuentro donde las personas acuden, no sólo a buscar lecturas, sino a sentir que es el mejor lugar para sentirse en paz, establecer lazos de amistad y respirar libertad.

Como afirmó el sociólogo Ray Oldenburg en la década de los ochenta: las bibliotecas son “el tercer lugar”, después de la esfera de la casa y el ámbito del trabajo. Inmersos como estamos en una sociedad que llaman “líquida” en la que todo se desvanece y no sabes a qué asidero agarrarte, las bibliotecas públicas son más necesarias que nunca como espacios tangibles y humanos. La prueba se evidencia en este diario.

Imagen en la que pone "mayo" con letras bonitas

Un libro, un amor

Una tarde, Jesús, amigo y usuario de la biblioteca, vino a hablar con nosotras para sugerirnos una actividad que implicara a toda la ciudad con motivo del Día del Libro. Consistía en regalar un libro que te hubiera dejado huella y recibir a cambio otro de las mismas características, y que incluyera, además, una dedicatoria apasionada. Nos pareció una idea preciosa y nos pusimos en marcha. Noventa y dos personas, lectores adultos e infantiles, han regalado libros especiales y recibido su correspondiente obsequio, tras presentar su vale en forma de rosa. Dedicatorias con mensajes cariñosos, divertidos y emocionantes han dibujado sonrisas tras desenvolver casa regalo con entusiasmo. Este mes de abril han llovido libros desde los corazones, ¡qué privilegio haberlo vivido!

No alt text available for image

Susurros

Sigilosamente, los niños y niñas de los clubes infantiles se repartieron por distintos espacios de la biblioteca para susurrar al oído poemas a estudiantes concentrados que, por un instante, se dejaron llevar por las voces dulces, quedas e hipnóticas de los versos. Sorpresa, emoción y agradecimiento a unos duendes que se colaron mágicamente en sus corazones y les dejaron, susurrando, palabras bellas.

Imagen con letras bonitas que pone "marzo"

Mujer de ciencia

Una tarde, Elizabetha llegó a la biblioteca con su nieta. Se sentaron y eligieron algunos libros de la sala infantil. Elizabetha comenzó a leer y a transmitir conocimiento con un brillo, un respeto y una dulzura hacia su nieta que llamaba la atención. ¡Qué mujer tan elegante, tan sabia, tan bella! A partir de ese día, volvió muchos otros y se convirtió en una mujer muy querida y admirada por todo el equipo. Entablar conversación con ella era viajar por el pensamiento más lúcido, surcar el mundo a vista de pájaro, desde una mente científica, curiosa, abierta y muy experimentada. Profesora universitaria en su país, nos propuso un taller para jóvenes que les ayudara a entender el mundo y su mundo desde premisas certeras, lejos de las falacias, con la voluntad y la creencia de que podrían convertirse en hombres y mujeres libres a través del conocimiento. Hace unos días, vino su hija para comunicarnos que Elizabetha se marchó hace unos meses, lloramos su pérdida con mucho dolor. Desde aquí, nuestro homenaje a esta mujer bella, sabia, elegante e inolvidable.

Imagen con letras bonitas que pone "febrero"

Mudarse de ciudad

Llegaron por la mañana dando un paseo. Habían preguntado dónde se encontraba la biblioteca más cercana: - junto al Palacio Multiusos, en el Centro Municipal Integrado Eduardo Guitián. Subieron las escaleras, se acercaron al mostrador y saludaron: - ¡Buenos días!, queremos hacernos el carné de la biblioteca. Ya llevamos varias mudanzas y lo primero que hacemos al llegar a un sitio nuevo, antes de visitar sus monumentos y degustar sus platos tradicionales, es localizar su biblioteca. Necesitamos formar parte de la comunidad lectora, participar de la vida cultural, hacer amistades, en definitiva, sentirnos acogidos en el mejor lugar del mundo.

No alt text available for image

Bibliocalendario de Adviento

Una a una, los niños y niñas, iban abriendo las cajitas correspondientes del Bibliocalendario. Dentro, les esperaban muchas sorpresas: adivinanzas, pasatiempos, poemas, acertijos, cuentos, trucos de magia, retos, villancicos… Según iban acertando, pintando, recitando, leyendo, cantando, descubriendo, encontrando y superando todas las pruebas, las bibliotecarias les hacíamos entrega de un corazón, distintivo que marcaba la casilla superada: 24 corazones, ni uno más, ni uno menos. ¡Cuánta ilusión y cuántas sonrisas nos han regalado! ¡Ojalá llenemos las hojas del calendario que empieza con 365 corazones, ni uno más, ni uno menos!

No alt text available for image

Amor en los pasillos

Entre tema y tema, en los descansos merecidos tras varias horas de estudio, parejas de enamorados se toman un respiro para encontrarse en rincones apartados de la biblioteca.
Al descubrirlos, no puedes evitar sonreír y celebrar los primeros amores de juventud, esos que buscan cualquier pretexto para mirarse, acariciarse, abrazarse y besarse, entre artículo y artículo de leyes que no saben tan dulces como aquella que mueve el mundo.

No alt text available for image

Tejiendo comunidades

Este año, el lema elegido por el Ministerio de Cultura y Deporte con motivo de la celebración del Día de las Bibliotecas nos ha encantado, porque en nuestro centro tejemos cada día amistades con personas y colectivos de la ciudad: desde el pasado mes de abril, colaboramos con el Rincón Lento y la Huerta Ecolenta en el proyecto de la Biblioteca de Semillas; este mismo mes de octubre hemos iniciado un nuevo servicio: la Biblioteca Humana, junto a ACCEM, Abriendo Fronteras Guadalajara, Cruz Roja Guadalajara o el CAMF; cada día tejemos comunidad facilitando encuentros alrededor de la palabra, protagonista de todas las actividades que se desarrollan en la biblioteca, tejiendo un espacio de paz y entendimiento.

No alt text available for image

Entre septiembre y octubre

El año empieza en septiembre, no en enero, dice Mikel Erentxun, mes al que dedica su nuevo álbum y al que considera el verdadero inicio de un nuevo tiempo. En la biblioteca sentimos lo mismo. Como en los colegios, como en los institutos, vuelve el bullicio, la alegría de las voces; el trasiego de los bebés en sus carritos; las nuevas lecturas escolares que vienen a buscar los adolescentes; los recién llegados a la ciudad que quieren hacerse el carné de lector o lectora; actividades que inauguran el otoño; personas voluntarias que ofrecen su tiempo para compartir el amor por la cultura. El silencio en las bibliotecas es un valor necesario para sumergirte en el conocimiento, pero la vida que suena nos gusta aún más: aquí sí se puede hablar.

No alt text available for image

No tengo ordenador ni internet

- Corre el tiempo, el plazo de entrega a punto de expirar, y me siento incapaz de comunicarme con la administración. No tengo ordenador en casa, tampoco tengo Internet, no puedo permitírmelo. Necesito ayuda. Me dicen que debo enviar los documentos requeridos en PDF. Tampoco recuerdo mi contraseña de correo electrónico, ¿podéis ayudarme?

- ¡Pues claro! Ven, siéntate y no te preocupes más.

En nuestra biblioteca ayudaremos siempre, mostraremos empatía y solidaridad con todo aquel que lo necesite, puesto que disponemos de las herramientas necesarias, los recursos adecuados y la sonrisa que tiene la llave para abrir las puertas más infranqueables.

No alt text available for image

La biblioteca la hacemos entre todos

Un día, tres amigos llegaron a la biblioteca disfrazados con vestimenta Manga. Nos preguntaron si teníamos alguna colección relacionada con sus personajes favoritos. Nos dimos cuenta de que carecíamos de los títulos básicos del cómic japonés y nos dispusimos a enmendar semejante carencia. Didac, Alma y Nadia demostraron un gran conocimiento en la materia y exhibieron sus grandes dotes artísticas cantando una canción en el idioma nipón. Cuando terminaron, nos dijeron: - ¡Cómo nos gustaría encontrar algún sitio en el que pudiésemos compartir nuestros gustos por el Manga, aprender técnicas de dibujo y todo lo que tenga que ver con la cultura japonesa! En Guadalajara no sabemos dónde ir-.
En seguida pensamos en dar respuesta a sus deseos y buscar la manera de crear un espacio Manga en la biblioteca: un taller de dibujo y otro multidisciplinar se mantienen activos desde entonces, y el 23 de junio celebramos nuestro II Saloncito del Manga con un gran éxito de participación. Gracias por marcarnos el camino.

No alt text available for image

Otra biblioteca

¡No sabía que existía otra biblioteca en la ciudad! Esta fue una frase muy repetida en la Feria del Libro que se celebró en La Concordia. La biblioteca estuvo presente con una caseta, entre libreros y libreras, autores y autoras, editoriales, presentaciones, pasacalles, talleres y actividades muy variadas y atractivas, y se dio a conocer entre gentes amantes de los libros. La biblioteca no vende, presta un servicio a la educación, la información y la cultura. Hace amigos y amigas fieles, colabora con colectivos e imagina proyectos que parecen imposibles pero que más tarde se hacen realidad, como la Biblioteca de Semillas que lleva funcionando desde el mes de abril y que ha sido posible gracias a la colaboración e impulso de la Huerta Ecolenta. Las bibliotecas siembran cultura y vida.

No alt text available for image

Felices encuentros

¿Un corro de esparto en una biblioteca? ¿Y qué tiene que ver? ¡Pues claro que tiene que ver! Porque las bibliotecas públicas están abiertas a todas las disciplinas, a todas las ramas del conocimiento, a toda la información de interés general y, en su día a día, afloran ideas bonitas a partir de felices encuentros. Así fue como surgió la colaboración con la Huerta Ecolenta, con mujeres de la tierra, las que saben tejer con fibras naturales, las que guardan las semillas de la localidad, las que conocen los secretos del origen de la vida y quieren compartirlos a través de la creación de la Biblioteca de semillas que se ha instalado en nuestro centro: semillas que se multiplicarán como los libros se multiplican con la ayuda de quienes leemos. Irene Vallejo tiene razón: el infinito vive en un junco. Haz que vuelen las semillas, corre la voz y sé cómplice del cuidado de la naturaleza.

No alt text available for image

Lo único bueno del hospital

El último viernes de mes, lo dedicamos a contar cuentos durante una hora en la sala infantil. Todos esperamos impacientes el turno de uno de los cuentistas habituales: un abuelo extraordinario que escribe su cuento del mes, cuidando cada palabra, pensando siempre en jugar con los niños y las niñas, y trasladándonos a lugares, a veces reales, y otras, imaginarios. Le encantan los trabalenguas, las adivinanzas, los acertijos y por eso siempre tiene alguna sorpresa guardada en el bolsillo para regalarnos.
Un día cayó enfermo y, ya recuperado, nos lo encontramos paseando: -¿Cómo te encuentras? ¿Ya mejor? Y él nos contestó: -voy mejorando poco a poco. Cuando estuve en el hospital, lo único bueno que tuvo es que me inventé el cuento que iba a contar con mis nietos el último viernes de mes.

No alt text available for image

Jugar a las bibliotecas


Julia viene mucho a la biblioteca. Le gusta tanto, que cuando regresa a casa juega a ser bibliotecaria: saca sus cuentos y juega a contarlos, abriendo cada solapa, cada página, señalando las ilustraciones y en actitud de joven narradora. Aún no sabe leer, pero sí sabe contar. Después, agrupa los libros y, uno a uno, juega a prestárselos a su madre:
- Buenas tardes, ¿qué desea?
- Hola, me llevo el cuento de La princesa de Turnedó, el de Pomelo y también el de Olivia, y un libro más sobre el universo.
- Muy bien, no se olvide de devolverlos dentro de 21 días, espero que le gusten.
- Sí, muchas gracias.

Y así pasa muchas tardes, jugando entre libros y rememorando sus días en la biblioteca. Por cierto, su madre también participó en el club de lectura infantil de su pueblo, y es que todo se hereda.

No alt text available for image

Un buen lugar para encontrarse

-¿Dónde vamos? Hace mucho frío para estar por la calle. - Pues vamos a la biblioteca. Allí se está muy a gusto: hojeamos revistas, curioseamos las novedades, nos sentamos a charlar de nuestras cosas sin que nadie nos mire raro...
- Me encanta el paisaje que se contempla desde sus cristales, sobre todo al atardecer, con esos colores rosados, azules y violetas que consiguen llevarte lejos y te recuerdan la belleza del mundo.
- Sí, vamos a la biblioteca, puede que incluso nos regalen un poema o nos inviten a asistir a alguna actividad interesante en la que no hace falta pagar nada.
Y así es como las tres amigas siempre acaban yendo al mejor lugar de la ciudad: donde no llueve, donde no truena, donde se está muy calentito (como diría Garbancito desde la tripa del buey).

No alt text available for image

Gracias

Este mes, principio de un año nuevo, queremos utilizar este espacio para mostrar nuestra gratitud a todas las personas que forman parte de esta mágica biblioteca:

A ti que vienes porque te sientes “tranquilo en este lugar”. A ti que obligas a tus padres a cambiar planes porque necesitas venir a “cambiar unos libros por otros”. A ti que sientes la confianza suficiente como para pedirnos que te ayudemos con unos trámites administrativos. A ti que acabas de aterrizar en nuestra ciudad o en nuestro país o en nuestro continente. A ti que utilizas nuestro espacio para reunirte y conocer gente con aficiones afines a las tuyas. A ti que sólo vienes a saludar y ver cómo estamos. A ti que confías en nuestras recomendaciones de lectura. A ti que te apuntas a todo lo que tengamos en la programación. A ti que no te apuntas a nada, pero sigues viniendo igualmente. A ti que aún no nos conoces, pero que tarde o temprano nos conocerás y te acercarás a ver qué sucede en este paraíso particular. A ti que ofreces tu tiempo de forma altruista enriqueciendo el abanico de propuestas ofrecidas a nuestros usuarios y usuarias. A ti que sugieres, reclamas, felicitas, ayudas, opinas, compartes, participas, mejoras, etc. A ti que estás leyendo estas palabras…

GRACIAS.
Sin vosotros, nada tendría sentido.

No alt text available for image

Adolescencia

Ella vivía en un pueblo muy lejano. Apenas había jóvenes de su edad. Pasaban los días y no había nada que hacer. Hasta que, por casualidad, en un viaje a la ciudad, leyó que había un taller muy interesante en la biblioteca municipal. Lo comentó con su padre y él estuvo dispuesto a llevarla a la biblioteca. Cuando llegó, realizó el taller y descubrió que además podía apuntarse a una actividad que le llamaba mucho la atención. En la que había otras niñas de su edad con las mismas inquietudes, ilusiones y miles de deseos por cumplir.
Se dio cuenta de que la distancia no es ninguna barrera, sólo hay que desearlo y moverse. Si tú te mueves, el mundo también.

Feliz día.

No alt text available for image

Tomárselo con filosofía

Un sábado por la mañana, una pareja recién llegada a nuestra ciudad, se acercó a la biblioteca para conocerla y hacerse sus respectivos carnés. Hablando cordialmente, nos preguntaron por la sección de filosofía y, tras dialogar sobre la necesidad de ampliarla con la compra de nuevos títulos, él dijo: ¡Cómo me gustaría encontrar un lugar para hablar de filosofía! Estaría dispuesto a coordinar un club de filosofía si me facilitarais un espacio. Y así es como, filosofando y hablando de la vida, surge la magia en las bibliotecas públicas: los deseos se hacen realidad y se multiplican.

En breve informaremos de este nuevo espacio para pensar y comprender el mundo.

Feliz tarde.

No alt text available for image

Crisálida

Anteayer nos visitó una mariposa en la biblioteca. Tras esperar paciente la transformación, y una vez finalizada su fase de crisálida, por fin vuela y luce con sus más bellos colores. Su sonrisa y sus inmensos ojos azules lo cuentan. De felicidad, no puede parar de moverse y curiosear el mundo desde muy arriba. El proceso no ha sido fácil, pero ha vivido cada paso como un triunfo. Han cambiado muchas cosas: su nombre, su cuerpo, sus documentos…Una metamorfosis que se corresponde exactamente con el yo que siempre estuvo ahí.


“Todo fluye, todo cambia, nada permanece” (Proverbio atribuido a Heráclito de Éfeso”).

Hemos tenido la suerte de conocer Chrysallis: Asociación de familias de Infancia y Juventud Trans*, con la que colaboraremos en breve.

No alt text available for image

“Adiós, cuentos. Hasta mañana”

Una niña de dos años vino junto a su padre a hacerse socia de la biblioteca. Durante más de una hora estuvo en la sala infantil jugando con los libros especialmente dedicados a su edad: compartió secretos con el lobo, hizo torres con ellos, observó atenta las preciosas imágenes que albergaban. Tras cada descubrimiento, contaba a su padre en voz alta todas las emociones que le producían, con una voz tan ilusionada, que traspasaba las paredes de la biblioteca: “¡Me encanta, me encanta! Tras convencer a la pequeña de que debían marcharse a comer, se despidió como sólo una niña puede hacerlo:

“Adiós, cuentos. Hasta mañana”.