Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario.

Más información en nuestra Política de Cookies.

AceptarRechazar
Logo Biblioteca Pública del Estado

Misión y valores

Sala de adultos

La Biblioteca Pública de Badajoz tiene como misión proporcionar a sus usuarios los materiales tradicionales (libros, publicaciones periódicas, etc.) y los modernos servicios y soportes (multimedia, Internet...) para satisfacer sus necesidades de información, educación y acceso a la cultura.

La gestión de la Biblioteca Pública “Bartolomé J. Gallardo” de Badajoz fue transferida a la Junta de Extremadura por Real Decreto 3039/1983, de 21 de septiembre (BOE de 10 de diciembre de 1983), estableciéndose Convenio de Gestión por Resolución de 9 de mayo de 1989 (BOE de 13 de junio de 1989). El artículo 8 del capítulo segundo de la Ley de Bibliotecas de Extremadura, le confiere la coordinación del resto de las bibliotecas ubicadas en su ámbito territorial.

Teniendo como antecedente la misión definida por la Unesco para las bibliotecas públicas, nuestra misión es:

"Contribuir al desarrollo integral de los miembros de una comunidad determinada y a su propia identidad, con la participación de la comunidad, actuando como puente entre la cultura acumulada y el libre acceso de dicha comunidad a la información, conocimiento y recreación".

En relación a ello las bibliotecas públicas se visualizan como:

  • Un espacio para la lectura recreativa, un centro cultural, que privilegia la lectura sin excluir medios modernos de transmisión.
  • Un centro cultural para la población que no está en el sistema de educación formal, constituyéndose además en el centro de recopilación de la cultura de la comunidad y su acervo cultural.

FUNCIONES

Los servicios de las bibliotecas públicas tienen diversas funciones: cultural, social, educadora y económica.

Función cultural y patrimonial

Las bibliotecas, ubicadas en el corazón de la comunidad, son lugares de encuentro, de comunicación y participación. Es el acceso libre y voluntario a la lectura, la investigación y la creatividad. Si bien está relacionada con las artes literarias, sus espacios son escenario de otras artes como la pintura, escultura, música, del folklore y artesanía. Al mismo tiempo sus colecciones contribuyen al conocimiento científico y técnico. Es también función de las bibliotecas contribuir a la recopilación, conservación y difusión del patrimonio cultural de la comunidad, conservando así su identidad.

Función social

La biblioteca es un agente social dinámico en el proceso de afianzamiento de la democracia al proporcionar el libre acceso a la información publicada, sea esta impresa o digitalizada. El ejercicio del derecho a la información y el conocimiento desarrolla en los ciudadanos la capacidad intelectual para opinar y resolver críticamente sobre su entorno local y nacional. El acceso libre a Internet y a otros medios digitalizados, contribuye a cubrir la brecha entre los ricos y pobres en información y a una distribución más equitativa del poder que otorga el conocimiento.

Otra función social de la biblioteca es la de relacionar a diferentes grupos de la comunidad al concitar acciones conjuntas entre ellos.

Función educadora

La biblioteca es un importante agente en el proceso de aprendizaje permanente. El constante desarrollo tecnológico y el cambio en los procesos de trabajo, requiere que las personas deban estar capacitándose en las diferentes etapas de la vida, sea a través de instituciones y/o por autoformación. Por esto, la biblioteca y su personal, además de ofrecer los conocimientos contenidos en sus colecciones bibliográficas y no bibliográficas, asume un nuevo rol: son educadores y facilitadores en el acceso y uso de las fuentes de información, contribuyen a desarrollar la lectura crítica y las destrezas en el uso de la computación.