Logo Biblioteca Pública del Estado

Internet en la Biblioteca

La Biblioteca pone a disposición de los usuarios acceso a internet y medios informáticos para tareas ofimáticas.

Al hacer uso del servicio, el usuario acepta las condiciones de uso que se detallan en las normas generales para tales fines.

Acceso a ordenadores de la Biblioteca

La biblioteca dispone de 6 ordenadores para el acceso internet y tareas ofimáticas que se coordinan desde la sala de audiovisuales y multimedia.

Los ordenadores cuentan con un sistema operativo, con sus correspondientes programas generales, y una suite ofimática que resuelve la mayor parte de necesidades.

El usuario está obligado a hacer un uso adecuado del equipo, siendo responsable de cualquier deterioro por negligencia que pueda producirse.

El tiempo máximo para la utilización de este servicio es de 60 minutos, y solo se podrá solicitar una vez al día.

Es posible utilizar dispositivos externos de almacenamiento libres de virus.

Se recuerda que los ordenadores son de acceso público, y es responsabilidad del usuario mantener la privacidad de sus datos, debiendo cerrar sesiones en cuentas que requieran de acceso identificativo, y no guardando contraseñas ni otros elementos vulnerables. La Biblioteca no es responsable en ningún caso de la información que pudieran recuperar los usuarios a través de los puestos informáticos de la biblioteca.

Los usuarios menores de catorce años deberán acceder a los equipos informáticos siempre acompañados de un adulto.

Los usuarios menores de edad necesitarán autorización expresa de los padres o tutores legales para el acceso a los equipos sin supervisión. Este consentimiento se realizará a través de un formulario normalizado en la misma Biblioteca, no aceptando ningún otro documento de autorización que pueda aportar el menor.

Acceso a través de Wi-Fi

Los usuarios que dispongan de ordenadores portátiles u otros dispositivos de navegación, podrán acceder a internet mediante la conexión wifi de acceso libre existente en la biblioteca.

Se recomienda que se haga uso de este servicio en la segunda planta del edificio.

La Biblioteca no se responsabiliza de ningún mal uso que pueda producirse por los usuarios de la señal inalámbrica.